Sobre la Ley de servicios de la información y el comercio Electrónico, LSSI-CE


¿Tengo una página web?

Si la respuesta es afirmativa, cuando menos deberás cumplir con las obligaciones de la Ley 34/2002 de 11 de julio sobre los Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico. Digo cuando menos porque si tu web utiliza cookies, o tiene formularios de contacto donde recabar información de carácter personal para dar contestación a consultas/preguntas o solicitud de información y/o presupuestos, o una tienda on-line, entonces, además debes cumplir con las obligaciones del RGPD.

 

Algunos autónomos o empresas que disponen de una web, piensan que por el simple hecho de no contar con una web que conste de varias páginas y donde solo aparezcan un par de párrafos sobre su actividad y el número de teléfono y la dirección de mail para contactar con nosotros, no es necesario o no está sujeta a la normativa que la regula, grave error, da igual que tenga una sola página o cincuenta.

 

La difusión de cualquier actividad que realicemos en la red, y que comporte comercio electrónico, contratación de servicios en línea, información y/o publicidad, servicios de intermediación y en general cualquier actividad remunerada que ofrecemos através de internet, está sujeta a la normativa en LSSI.

 

Solo quedan excluidas, las que tienen que ver con abogados y procuradores cuando ejercen funciones en la prestación de sus servicios de representación o defensa o las de los registradores y notarios en el ejercicio de sus funciones.

 

Y si tengo formularios donde recabar datos personales para contestar preguntas o para que me dejen su currículo o para solicitar un presupuesto de mis servicios o productos, o utilizo cookies para poder conocer las preferencias de quienes visitan mi web, que les interesa más de ella, o para poder facilitarte el acceso a una tienda online y que tu información personal o tus datos y fórmulas de pago queden almacenadas y no tengas que introducir cada vez que adquieras algo toda la información nuevamente, o ………… pues debo cumplir con las normas que me obliga el RGPD.

 

¿Y caso de no cumplirlas? Pues en el caso de formularios y/o cookies, la Agencia Española de Protección de Datos es el órgano competente para velar por el cumplimiento y en su caso, imponer las sanciones correspondientes. Y en el caso de la prestación de servicios o el ofrecimiento de estos en la web, es el Ministerio de Energía, Turismo y AgendaDigital a través de la Secretaría de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital, quien tiene las competencias sancionadoras. A estos “policías” debemos añadir un tercero, La Junta de Andalucía. 

 

No es una novedad, en el año 2009 se inició el expediente sancionador de la Junta de Andalucía a una pequeña pequeñisima mercantil de un pueblo de nuestra costa gaditana, que ofrecía rutas en bicicletas para grupos y en cuya web no aparecía el NIF del prestador de servicios ni los datos del registro de la mercantil.

 

La AGPD y el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital contempla la figura del apercibimiento, no así la Junta que, si observa deficiencias en su web se considera con jurisdicción universal para sancionar,no solicita que se subsanen las deficiencias ni apercibe de que se corrijan y no vuelvan a sucederse, directamente sanciona.

FINCH Y ASOCIADOS, S.L.

Fecha: 01-10-2018