Formación a cambio de cumplimiento de normativas


Si alguna empresa le ofrece la realización de un curso para adecuarse, no solo a la LOPD/RGPD, sino a la PBC o la PRL, no se fie y lea este link https://www.fundae.es/Noticias/Noticias/Nota_bonificaciones_LOPD.aspx

 

Ahora además, la Agencia Española de Protección de Datos también tomara cartas en el asunto para evitar esta práctica que además y en la mayoría de los casos, solo tiene como objetivo la venta de un curso y no la solución con la que el autónomo/empresario decidió la contratación para dar cumplimiento a sus obligaciones normativas.

 

Intentaré aclarar algunas dudas sobre esto.

 

En primer lugar debemos dar la importancia que realmente tiene la formación continua en el personal de nuestra empresa, en las materias que afectan a su ocupación y a la actividad de la misma. Henry Ford, fundador de la fábrica de automóviles estadounidense, dijo una frase a principios de 1900 que debería hacernos pensar hoy “..solo hay algo peor que formar a tus empleados y que se vayan, no formarlos y que se queden…” y es que para ser competitivos, nuestro personal debe estar preparado y con conocimientos renovados para poder afrontar el reto diario. En el mes de mayo una empresa del sector del automóvil, contrato un curso de formación denominado Delegado de Protección de Datos a través de una llamada de teléfono de una empresa de Castellón que aseguraba la obligatoriedad de que un trabajador hiciera ese curso, de lo contrario la empresa sería sancionada. Si hubieramos hablado de un importante concesionario de automóviles con varios trabajadores y con un gran número de clientes en sus distintos departamentos,........ pero hablamos de un pequeño taller de coches, compuesto por el propietario un pintor/chapista y un mecánico, y ¿a quien le toco hacer el curso? al mecánico. Un curso de Delegado de Protección de Datos, figura esta obligatoria en administraciones públicas, empresas que tengan un importante volumen de datos (empresas de Big Data, operadoras de telefonía, hospitales privados, empresa con más de 250 empleados,……..) un curso de contenido jurídico, de nuevas tecnologías, de seguridad de la información……., que por supuesto no pondré en duda la capacidad de este trabajador, de su comprensión y de sus conocimientos, pero desde luego de la aplicación de esta formación en el trabajo que desempeña o de la empresa donde lo realiza……..

Además debe tener en cuenta que, si esta acción formativa fuera motivo de inspección, harán devolver el importe de las cantidades bonificadas al empresario ya que este curso no tiene relación con la actividad de la empresa ni con las funciones del trabajador dentro de la misma.

 

Otra cosa es que las distintas normativas hagan referencia a que los empleados del Responsable de Tratamiento (en el caso del RGPD) Sujetos Obligados (en el caso de la Prevención de Blanqueo de Capitales) empresas para con la PRL (Prevención de Riesgos laborales) y en general el cumplimiento normativo o Compliance Officer, advierta de la necesidad y obligación que tienen los empresarios de dar formación en las distintas materias, incluso en algunas demostrar que se impartieron jornadas formativas para que consten eximentes o incluso quedar exonerados de responsabilidad caso de intencionalidad y mala praxis de un empleado conociendo sus obligaciones.

FINCH Y ASOCIADOS, S.L.

Fecha: 31-05-2018