El uso del Whatsapp


Una noticia, creo cierta incertidumbre entre un colectivo cuyo uso de este medio de comunicación, es común y frecuente no solo por ellos, sino por la inmensa mayoría  de profesionales y/o empresarios, por su coste e inmediatez.

Hablamos del WhatsApp y la noticia era publicada por un medio digital cuya cabecera esboza el slogan “EL VALOR DE SER LIBRES Y FIABLES” lo de fiables………

Como se puede publicar una noticia cuyo titular es “AUTÓNOMOS Y EMPRESAS PODRÁN SER MULTADOS POR USAR WHATSAPP CON SUS CLIENTES” ¿qué autónomo o empresa no utiliza esta aplicación?

Lo único verdadero que hay en esta noticia es que la Agencia Española de Protección de Datos a sancionado a Facebook y WhatsApp con 300.000€ a cada una, que dicho sea de paso es como si a mí me multaran con 5 o 6 euros, y que nos hemos adelantado a los franceses y algún que otro miembro mas de la UE, que también les van a quitar un “piquillo” en modo de sanción.


En el procedimiento sancionador instruido por la Agencia queda evidenciado que:


- La responsabilidad es de las sancionadas WhatsApp y Facebook.


- Que, si bien 300.000 euros es una cantidad pequeña para Facebook, a partir del próximo 25 de mayo, cuando sea de aplicación el nuevo Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea, las sanciones podrán llegar a un máximo, INSISTO, un máximo de 20.000.000 de € o de una cuantía equivalente al 4% del volumen de negocio total anual global del ejercicio financiero anterior. Esto hará con toda seguridad, que adopten precauciones para evitar que vuelva a suceder.


 Y sobre todo, la Agencia Española de Protección de Datos durante las actuaciones previas ha llegado a la conclusión de:


- Que en 2014 WhatsApp fue adquirida por Facebook y que en 2016 ésta actualizó su política de privacidad exigiendo como condición, aceptarlas para continuar usando WhatsApp, sin que estas tuvieran que ver con la finalidad en la recogida de datos original.


- Que en su nueva Política de Privacidad, la información sobre la cesión de datos, sus finalidades o la utilización de estos datos por los cesionarios “se ofrece de forma poco clara, con expresiones imprecisas e inconcretas que no permiten deducir, sin duda o equivocación, la finalidad para la cual van a ser cedidos”.


- Que la Agencia considera que exigir el consentimiento para el uso de esta aplicación de mensajería popularmente conocida y usada, ejerce una influencia en la libertad del usuario tal, que la agencia considera nulo el consentimiento dado por estos.

 

En resumen, la Agencia Española de Protección de Datos refleja en su resolución que el consentimiento que en su día otorgaron los usuarios de la aplicación de mensajería (cuando Facebook adquiere WhatsApp y solicita la aceptación de la nueva Política de Privacidad) “no puede considerarse un consentimiento libre, especifico e informado”


Por lo tanto, a la pregunta de ¿Puedo usar una aplicación de mensajería instantánea para comunicarme con mis clientes/pacientes/asegurados/asociados/…..?


La respuesta es, SI,por supuesto que SI.


- Ahora bien, lo que no puedo hacer por ejemplo es, enviar los resultados de un análisis de salud, la sentencia de un juzgado, o cualquier información sensible a través de este medio, ni de otro medio electrónico dicho sea de paso, si no es cifrado/encriptado evitandode esta forma el acceso a la información por terceras personas no autorizadas, porque el problema de WathsApp no es de seguridad, todos los mensajes transitan por este medio de remitente a destinatario de forma segura, los que no podemos asegurar que enviemos al destinatario correcto ese mensaje, somos nosotros y este error es el que nos puede dar una desagradable sorpresa en forma de sanción por revelar información sensible a terceras personas y no haber adoptado medidas para evitar este hecho.

 

FINCH Y ASOCIADOS, S.L.

Fecha: 31-05-2018